Establecido en 2003, el Programa para Niños ofrece apoyo emocional y educativo y servicios médicos para más de 400 niños con VIH entre 3 y 15 años en América Latina y el Caribe. Se esfuerza por ayudar a los niños a lograr una adolescencia saludable que de otro modo podría eludirlos dada su precaria situación de salud mediante el uso de tres componentes diferentes:

1. Asesoramiento adecuado a la edad a través de sesiones individuales con un trabajador social capacitado para abordar los problemas de desarrollo de los jóvenes, incluidos los relacionados con problemas crónicos de salud.
2. Psicoterapia intensiva uno a uno para niños con angustia aguda.
3. Actividades de juego múltiple diseñadas para promover la autoestima, mejorar las habilidades de afrontamiento y promover importantes objetivos de salud (como el cumplimiento de los regímenes de medicamentos antivirales).

Una parte integral de nuestro Programa para niños es la iniciativa “Aprendo aAmarme y a Cuidarme” (Aprender a amar y cuidar de mí mismo), que proporciona a los niños las herramientas que necesitan para prepararse para sus consultas médicas y lograr la adherencia al tratamiento. A través de este programa, los niños aprenden a expresar mejor sus sentimientos y emociones, así como a aumentar su confianza y habilidades sociales, convirtiendo su salud en una prioridad a su manera, lo que ayuda a garantizar el cumplimiento del tratamiento.

Los objetivos del Programa para Niños son mejorar el bienestar de los niños con VIH para aumentar su adherencia al tratamiento, aumentar sus conocimientos sobre el VIH y el SIDA, asegurar la asistencia a las citas médicas de rutina, brindar apoyo que les permita disfrutar su niñez, y ayudar a todos los niños a realizar su potencial educativo. Al presentar los tres componentes y mediante la colaboración regular con los padres y los médicos personales de los estudiantes, el personal crea un programa adaptado a cada niño que ayuda a esta población vulnerable.