Fiesta de TANABATA

La tarde el pasado 7 de Julio del presente año, las instalaciones del Hospital del Niño fueron escenario de la celebración tradicional Japonesa llamada TANABATA. Cada año en este día se recuerda una leyenda acerca de dos estrellas que se enamoraron pero tuvieron que separarse. Las personas que celebran en este día tienen la oportunidad de escribir sus deseos mas especiales y colgarlos en los arboles de Bambú.

Los niños de AID FOR AIDS disfrutaron de una dramatización realizada por el equipo y colaboradores de AFA, cantaron la canción tradicional de TANABATA y colgaron sus sueños en un pequeño árbol de bambú traído especialmente para ellos.

El toque más especial de la tarde fue la vestimenta tradicional japonesa conocida como Yukata, la cual todo los niños pudieron llevar puesta durante toda la actividad, además conocieron algunos juegos tradicionales de Japón, el uso de palillos e hicieron muchos origamis.

¿Qué es TANABATA?

El 7 de Julio, es el día de Tanabata , Festival de las Estrellas. Es una una fiesta japonesa que tiene origen en una leyenda china del amor de dos estrellas, Vega y Altair.

La princesa Orihime (Vega), era hija del Rey de los Cielos, Tenkou. Su trabajo era tejer los vestidos de los dioses. Tejía muy bien, y le gustaba tanto su trabajo que se pasaba todo el día trabajando en su telar, cosa que preocupó muchísimo a su padre Tenkou.

Un feliz día, Orihime se enamoró de un joven pastor de bueyes, llamado Hikoboshi (Altair, llamado también Kengyu). A él también le gustaba mucho su trabajo, y casi nunca descansaba.

El Rey de los Cielos se puso contento porque empezaba a preocuparse por la felicidad de Orihime.

Los dos enamorados pasaban los días juntos, de tal manera que empezaron a trabajar menos cada día, hasta que llegó un día en que dejaron de trabajar. En el Cielo ya no había ropas ni comidas para los dioses.

Tenkou, se enojó muchísimo, y separó a los dos amantes, diciendo que cada uno tenía que estar en una orilla distinta del Amanogawa (Vía Láctea), y si trabajaban bien, podían verse una vez al año, el 7 de Julio.

Pero eso depende del tiempo, es decir, si no llueve podrán encontrarse sin dificultad. Es por eso que los japoneses, empezaron a escribir en tiras de papel llamadas Tanzaku (los deseos de que ese día no lloviera. Esta tradición fue cambiando con el tiempo, y ahora es costumbre escribir en los Tanzaku, los deseos de cada uno con la esperanza de que se cumplan durante el año, colgándolos en las ramas de la cañas de bambú

Aid for AIDS agradece enormemente a los voluntarios del JICA (Japan International Cooperation Agency), a la Embajada del Japón, así como también a su valioso equipo de trabajo por la organización de la actividad y por compartir un toque de la cultura Japonesa con nuestros niños.