Y seguimos con el famoso 90 – 90 – 90…

90-90-90Del 10 al 11 de febrero en Suiza, ONUSIDA, junto con la CDC y el Ducado de Luxemburgo organizaron la consulta mundial sobre poblaciones claves y las metas 90 – 90 – 90.

La consulta global pretendía identificar pasos de acción para garantizar que las poblaciones clave alcancen las metas 90 – 90 – 90. Hubo participantes de todas partes del mundo y un grupo de representantes de las redes de América Latina y el Caribe fueron invitados.

Tomó bastante tiempo escuchar a individuos de poblaciones específicas como, personas con vih, hombres que tienen sexo con hombres, trabajadoras sexuales, entre otros. El problema de estigma y discriminación continúa sin ser resuelto y debido a ello las personas prefieren no acercarse a los servicios. Entre los aspectos positivos destaca que la consulta trae consigo el apoyo en la respuesta del gobierno de Luxemburgo con lo que se tiene la expectativa de avanzar rápidamente hacia las nuevas metas.

“Lo más positivo de la reunión fue que permitió que las organizaciones que representamos o aglutinamos a las poblaciones claves, externáramos nuestros puntos de vista con respecto a las debilidades y preocupaciones de cómo lograr las metas sin vulnerar los DDHH de las personas”, opina Sergio Montealegre, quien asistió en representación de REDCA+.

Por otro lado, Alma de León, representante de ITPC-LATCA, opina lo siguiente: “A mi parecer, el no contar con un modelo de abordaje para prevención, atención, cuidados y apoyo diferenciado y orientado a cada población es quizá uno de los principales obstáculos”.

La representante del ITPC también mencionó que se introdujo la temática de los monopolios en la industria de medicamentos,  que deviene en precios exorbitantes que consumen el presupuesto de muchos países aún en desarrollo y no permite optimizar los recursos. Cabe señalar el liderazgo de ONUSIDA promoviendo estos espacios de reflexión y asegurando algún grado de representación de las regiones. Pero estos no dejan de ser ejercicios algo ambiciosos y poco concretos.

Finalmente, cabe resaltar que la estrategia conocida como fast-track fue recientemente aprobada y presentada en Ginebra, y se divide en dos niveles de objetivos o metas:

  • Para el año 2020 se espera que el 90 % de las personas con vih conozcan su estado vih y 90 % de ellos estarán en tratamiento contra el vih. Asimismo, se espera que el 90 % de las personas expuestas al tratamiento del vih muestran supresión viral; además de no más de 500.000 nuevas infecciones entre adultos. Finalmente, se espera cero discriminación.
  • Para el año 2030 se espera que el 95 % de las personas con vih conozcan su estado vih y el 95% de ellos estarán en tratamiento contra el vih. Asimismo, se espera que el 95 % de las personas expuestas al tratamiento del VIH muestran supresión viral; además de no más de 200.000 nuevas infecciones entre adultos. Finalmente, se espera cero discriminación.

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2015/02/consulta-global-sobre-metas-y-poblaciones-clave.html