TESTIMONIOS

image
“Soy un afortunado” fue la respuesta que nos dio Gerardo Durán, chileno, de 37 años, viviendo con VIH desde el 2003, cuando le preguntamos cómo describe su vida. Gerardo es uno de los miles de beneficiarios en Latinoamérica y el Caribe de AID FOR AIDS International (AFAI) que han recibido medicamentos para tratar el VIH gracias a nuestro programa de Acceso a Tratamiento para el VIH y Sida (ATAP – por su siglas en inglés). Hoy por hoy, Gerardo es una historia de éxito ya que consiguió con éxito tomar el control de su situación de salud ,y a partir del 1 de julio del 2011, empezó a recibir su medicamento a través del sistema de salud en su país después de 6 años de ser beneficiario de AFAI.

Gerardo vivía en Santiago de Chile, trabajando en su carrera profesional y en una relación sentimental estable con Jorge. En diciembre del año 2003, Gerardo se enteró que vivía con VIH a través de unos exámenes de salud que se realizó en ese momento. Fue un shock, pero inmediatamente le comentó a Jorge, quien también se realizó la prueba del VIH dando como resultado negativo. Inmediatamente le realizaron los exámenes de Carga Viral y CD4, que miden la cantidad del virus en la sangre así como la capacidad de respuesta del sistema inmunológico respectivamente. Esto determinó que su estado de salud era realmente crítico y que la infección por el VIH había evolucionado bastante.

Los días posteriores al diagnóstico fueron duros para Gerardo. Debido al desconocimiento que tenía respecto al VIH, sintió miedo y confusión. Poco tiempo después comenzó a desarrollar una enfermedad oportunista debido a que su sistema inmunológico se encontraba debilitado, y terminó ingresando al hospital a causa de una neumonía. Los doctores le indicaron comenzar terapia antirretroviral inmediatamente, pero acceder a las mismas en su país indicaba que debía ponerse en una larga lista de espera y en su situación esto podría resultar mortal. Gerardo necesitaba las medicinas con suma urgencia.

En estos momentos tan difíciles Gerardo recordó que un buen amigo conocía a un colaborador de AID FOR AIDS International (AFAI). Entonces lo contactó e inmediatamente esta persona lo ayudó a enviar sus documentos y resultados de laboratorio a la oficina central de AFAI en la ciudad de Nueva York. Un tiempo después, Gerardo ingresó al Programa de Acceso a Tratamiento (ATAP), comenzando a recibir las medicinas antirretrovirales que necesitaba con tanta urgencia y que no había podido obtener en su país en ese momento.

El Programa ATAP de AFAI está diseñado para proveer Terapia Antirretroviral en forma gratuita a personas con VIH o Sida alrededor del mundo en países en desarrollo, que no tienen acceso a los mismos a través de su sistema de salud y que no cuentan con recursos económicos suficientes para solventar los costos de este tratamiento. De este modo cuando una persona ingresa al programa, se le garantiza una constante provisión de antirretrovirales, los cuales AFAI obtiene en los Estados Unidos a través de su Programa de Reciclaje de Medicamentos, ATAP además brinda un servicio de consejería y monitoreo con el que se supervisa la adherencia de cada beneficiario.

Gerardo evolucionó favorablemente superando la neumonía y toleró muy bien las medicinas antirretrovirales. “Me mantuve en perfecto estado de salud gracias a las medicinas que AID FOR AIDS International me enviaba mensualmente sin costo alguno por más de 5 años” dijo Gerardo quien actualmente ya puede acceder a un tratamiento antirretroviral a través de su seguro médico en Chile.

Su pareja Jorge fue un apoyo fundamental ya que lo acompañó en todo momento “Jorge fue mi principal apoyo, mi paño de lágrimas, él tampoco estaba muy informado acerca del VIH pero aún así, estuvo siempre a mi lado”. Pronto, Gerardo retomó sus actividades normales.

Desde que Gerardo se puso en contacto con AID FOR AIDS International, empezó a obtener información y consejería a través de nuestra equipo en Chile liderado por Carlo Allaín. Gracias a ellos, Gerardo se pudo poner también en contacto con otras personas en su misma situación de salud con los que compartía experiencias y consejos. “Además de que estas reuniones eran fuente de información para mí, eran también la oportunidad de conectarme con personas que estaban viviendo con VIH por muchos años y estaban perfectamente bien, eso me alentaba porque veía esperanza.”

Esto fue un aliciente para que Gerardo, igualmente comenzara a involucrarse con la organización como voluntario ayudando con la recepción y entrega de medicinas de AFAI dentro de su país,  así mismo dando apoyo emocional e información a otras personas. “Para una persona que está recién diagnosticada es fundamental tener acceso a información ya que existen muchos mitos e información errónea. Es importante que la información sea clara y entendible para una persona que no está familiarizada con temas médicos.” Comentó Gerardo.

Actualmente, Gerardo sigue viviendo en Santiago de Chile, lleva una vida tranquila. Vive rodeado de sus amigos, seres queridos y familiares recibiendo y dando constantemente cariño y apoyo. “A veces uno tiene tropiezos en la vida, es decir, te suceden cosas negativas y duras, pero eso pasa…se supera. Tengo a mi familia, mis amigos, mi profesión y mis ganas de vivir y ellos siempre estarán ahí. Eso es lo importante, y esa es la razón por la que me considero un Afortunado”