República Dominicana – Personas con vih sin acceso a hemodiálisis

DMEn República Dominicana a las personas con insuficiencia renal que tienen vih no se les permite recibir tratamiento de hemodiálisis en los centros de salud públicos. En este aspecto, al menos dos especialistas del área de nefrología que fueron consultados coinciden al decir que para que las personas con vih puedan ser dializadas se  necesitan equipos de hemodiálisis que sólo se usen para “los pacientes con vih” y que se necesitaría un cubículo sólo para ellos y personal para atenderlos.

Esta negación de atención en salud viola los derechos de las personas con VIH y coloca al país en una posición de retroceso con relación a los avances de los últimos años en Latinoamérica y el Caribe.

Es importante recalcar que esta negación de la atención está basada estrictamente en el estigma y la discriminación ya que como explicó una epidemióloga que pidió no ser identificada, el protocolo es el mismo para todos los pacientes y sólo es necesario tomar estrictas medidas de bioseguridad.

De igual forma, resulta inconcebible que se utilice el supuesto rechazo de otros pacientes como argumento para limitar el acceso a la salud de decenas de personas y que existan pacientes en los hospitales deambulando en busca de este servicio o que personas mueran con edema por fallo renal.

Según Felipa García, directora de Alianza Solidaria para la Lucha Contra el Sida (ASOLSIDA) a pesar de que se ha dado seguimiento a algunos casos aislados, las organizaciones de la sociedad civil encargadas de defender los derechos de las personas con vih aún no se han manifestado y alegan que ninguna persona afectada ha hecho una denuncia formal.

Según la Sociedad Dominicana de Nefrología (SODONEF), más de 300 personas por millón de habitantes sufre de insuficiencia renal por lo que se podría hablar de casi un centenar de personas con vih que requerirían tratamiento de hemodiálisis y no lo reciben. El procedimiento en establecimientos privados es muy costoso, ronda los US$ 134 por sesión mientras que el salario mínimo está alrededor de los US$ 200 al mes.

República Dominicana necesita una respuesta coherente al vih y debe utilizar los recursos que recibe desde distintas fuentes de financiamiento para eliminar las barreras del estigma y la discriminación en el acceso a atención en salud que pueden producir la muerte.

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2015/12/discriminacion-rd-pvvs-sin-hemodialisis.html