Perú – Red Peruana de Mujeres con vih ataca discriminación hacia mujeres embarazadas

mujeres+Lena es una joven de 28 años que acaba de dar a luz a su segundo niño. El anterior ya tiene más de dos años y en sus análisis de seguimiento ha permanecido seronegativo. Sin embargo, Lena tiene mucho miedo de que no suceda lo mismo, ya que esta vez retrasaron mucho la realización de la cesárea. No fue sino hasta que presentara un cuadro de taquicardia y se evidenciara el sufrimiento fetal, que procedieron a operarla. Además, a consecuencia de lo que ella considera una negligencia, le extirparon el útero.

Este no es el primer caso de discriminación, negligencia y violencia obstétrica, como le llaman los expertos, por lo que la Red Peruana de Mujeres con vih (RPM+) inició hace unos meses un proyecto piloto que, a través de consejeras de pares, brinda asesoría y acompañamiento a las mujeres durante su gestación, el parto y hacen el seguimiento hasta que los niños son dados de alta a los dos años.

Por otro lado, María tiene 20 años y su parto también fue difícil. El establecimiento de salud nunca programó su turno para la cesárea; al llegar en trabajo de parto, le dijeron que regresara al día siguiente.

Guiselly Flores, coordinadora de intervención de la Red, explica que a través de la consejería de pares y en coordinación con el establecimiento de salud del Ministerio de Salud (Minsa), se aborda a mujeres gestantes recientemente diagnosticadas, pero que por alguna razón, generalmente de estigma, se alejaron del sistema de salud. “Nuestro equipo de consejeras pares utiliza información del establecimiento de salud, como la dirección, para iniciar la búsqueda de la mujer gestante”, comenta la coordinadora.

Según la coordinadora de la Red, el Ministerio de salud acompaña el proyecto tímidamente, sintiéndose obligado por los compromisos internacionales y sin garantizar sostenibilidad económica a estas actividades comunitarias que, a su parecer, deben incorporarse como parte de la estrategia de abordaje a las mujeres gestantes.

Con esta intervención piloto, la RPM+ busca colectar evidencias respecto de los beneficios de un abordaje comunitario para reducir la discriminación en los establecimientos de salud, garantizar la atención a las gestantes y eliminar la transmisión vertical en el Perú; además de mostrar el rol que juegan las consejeras de pares para garantizar la atención del parto y así incorporar actividades similares a lo largo y ancho de todo el país.

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2015/10/exige-que-te-atiendan.html