Perú – Ministerio de la Mujer y su compromiso con la comunidad LGTB | AID FOR AIDS INTERNATIONAL

Perú – Ministerio de la Mujer y su compromiso con la comunidad LGTB

perugayHace pocos días el colectivo conocido con el nombre “no tengo miedo” elaboró un valioso informe sobre la terrible realidad que viven los homosexuales, transexuales, bisexuales e intersexuales en Perú. Este informe fue entregado a la Ministra de la Mujer, Carmen Omonte. La entrega del documento representó un momento histórico, ya que es la primera vez que autoridades del Gobierno se reúnen con representantes de la comunidad LGTB para dialogar y elaborar un plan de acción de derechos en favor de la comunidad LGBT.

Omonte, quien alguna vez se mostró dudosa con respecto a la campaña de Unión Civil para personas del mismo sexo, decidió comprometerse en la defensa de los derechos de la población LGBT. La ministra admitió que no será una batalla fácil, pero se las juega con todo. “(…) Existen demandas internas y externas para empezar a cambiar esta situación. Existe un compromiso desde nuestra institución para abordar el tema. Vamos a trabajar en esto porque es un tema de dignidad y de justicia”, afirmó Carmen Omonte. Gabriel de la Cruz, Coordinador General del Colectivo No tengo miedo, comenta: “Definitivamente este es un momento histórico. Hoy fue el día en el que una autoridad se sentó a dialogar con nosotros de manera horizontal y se comprometió a velar por nuestros derechos, no solo desde el Ministerio que dirige, sino a nivel multisectorial. Si bien aún son pocos los funcionarios dispuestos a asumir este reto, hoy nos queda la esperanza de que las cosas están comenzando a cambiar y que quizás no falte mucho para alcanzar el pleno reconocimiento de nuestra ciudadanía”.

De igual modo, el informe del colectivo No tengo miedo reveló que muchas veces la familia o la familia de la pareja de una persona lesbiana, gay, bisexual o transexual es la principal fuente de agresiones (en un 35.4% de las veces). Además, el 70% de los casos de violencia cometidos por un familiar o familiar de la pareja de la víctima, se perpetran hacia personas que se identifican como mujeres y el 31% de casos de violencia ejercida por terceros es contra lesbianas. En los casos de violencia familiar, el derecho más vulnerado, casi en un 100% es la sexualidad. Ya sea por la negación, represión y patologización de su orientación sexual.

Yudith es una joven de 22 años, lesbiana que nos cuenta lo siguiente: “Mi madre me dio un fuerte golpe. En mi casa tenemos un cable grueso de electricidad, con ese cable me dio duro en la espalda. Cuando intenté pararme, para al menos esquivar el golpe, ella se lanzó encima de mí con una tijera enorme, hacia el pecho, diciéndome: “Prefiero verte muerta a verte enferma”. En ese momento mi hermano menor apareció y detuvo la tijera que venía hacia mi pecho, me mandó al cuarto llorando y al día siguiente me despertó tirándome agua helada y me mandó a la universidad.” Este testimonio es solo uno entre cientos de historias de violencia familiar que sufren día a día personas con una orientación sexual diferente a la común “aceptada” por nuestra sociedad.

Esperemos que este nuevo paso que da el gobierno peruano ayude a preservar la integridad de todas las personas. Fuentes: http://diario16.pe/noticia/57581-historico-ministerio-mujer-compromete-luchar-derechos-lgtbi