Metas para lograr una generación libre de vih

hiv-preventionprogramsHace pocos días, ONUSIDA, OPS y el GCTH convocaron a un grupo de representantes de los gobiernos, la sociedad civil y otras organizaciones vinculadas con la respuesta al sida en Latinoamérica para reunirse en Panamá y tratar temas sobre la prevención combinada al 2020 y 2030.

ONUSIDA ha desarrollado una estrategia que muchos conocemos como Fast Track y busca cumplir los muy nombrados desafíos 90-90-90. Esta estrategia, además, busca reducir la tasa de nuevas infecciones a 500 mil por año.

Trabajar arduamente durante los próximos años podría marcar una gran diferencia entre tener éxito, mantenerse estabilizados o simplemente fracasar.

En teoría, si el 90% de las personas con vih están en tratamiento y con supresión viral, y acceden a todos los medios para prevenir la transmisión, la posibilidad de infección entre personas se vuelve prácticamente nula. Esto podría alcanzarse al emplear un paquete de prevención, que no es más que una estrategia que combina “información, comunicación, educación, prueba de diagnóstico de vih, condones, lubricantes, agujas descartables y (cada vez más) la inclusión de la profilaxis pre-exposición (PrEP)”.

“Aunque no forma parte del “maletín preventivo”, todo el trabajo en la mejora del contexto de las poblaciones en mayor riesgo y los cambios en los condicionantes estructurales son fundamentales. Si, por ejemplo, una persona trans o una mujer trabajadora sexual se encuentre amenazada por las fuerzas de seguridad, por bandas y mafias que las extorsionan y violentan, es sin ningún lugar a dudas un contexto desfavorable,” comenta Elena Reynaga, representante de Redtrasex.

Durante la reunión se trataron temas como trabajar juntos para lograr metas ambiciosas, la falta de consenso sobre PrEP, quién financiará estas metas, las nuevas tecnologías, entre otros.

Latinoamérica es una de las regiones con metas más altas de cobertura. Sin embargo, es una región que aún presenta grandes brechas. Perú, por ejemplo, durante la presentación de la consulta nacional sobre prevención, dio a conocer que solo el 35% de las personas diagnosticadas tienen acceso a antirretrovirales. En esa misma línea, la sociedad civil de Centroamérica presentó datos sobre el acceso a condón, basado en los resultados de proyectos financiados por el Fondo Mundial, dónde algunas poblaciones clave reciben menos de un condón por mes y otras sólo un condón por semana.

Uno de los temas más debatido fue sobre el financiamiento de estas estrategias. En la reunión se reflexionó también sobre el fenómeno de la salida sistemática de los financiadores de la región, por ejemplo PEPFAR y el Fondo Mundial. En tal sentido, el cumplimiento de las metas de prevención y tratamiento solo será posible con incremento de la contribución financiera de nuestros países.

De igual modo, también se compartieron experiencias sobre el uso de la tecnología para la prevención, como una forma de superar las limitaciones que tienen los programas y las organizaciones para alcanzar a las poblaciones más marginadas, como también, el cambio en el paradigma de la comunicación y la información.

Fuente: http://www.corresponsalesclaveqaq.org/2015/06/prevenir-con-metas.html