“… Le ganamos al miedo y salimos a ganar las calles y los medios de comunicación…”

Jovenes-Positivos-America-Latina-Caribe_NACIMA20121009_0209_19A finales de noviembre, se llevó a cabo el 3° encuentro de jóvenes positivos de América Latina y el Caribe. Este encuentro sirvió para definir lo necesario para ampliar el trabajo de los jóvenes latinoamericanos que trabajan en el ámbito del vih, la reducción de los efectos secundarios de los medicamentos, así como las políticas efectivas para disminuir el estigma y la discriminación asociados al vih.

Diego Caputo, representante de la Red argentina de jóvenes y adolescentes positivos (RAJAP), y quien también asistió al encuentro comentó lo siguiente: “Buena parte del encuentro estuvo marcada por la necesidad de que en los distintos niveles de instrucción escolar haya clases de educación sexual integral, dando visibilidad a los colectivos LGTBI. También se resaltaron los logros alcanzados en las nuevas redes de jóvenes en países como Panamá y el afianzamiento en México. Además, se tomaron en cuenta puntos como la necesidad de formación de redes nacionales de jóvenes en países como Uruguay, Bolivia, Chile y Perú”.

“(…) Encontramos muchas diferencias entre lo que ocurre en países del cono sur en comparación con los de Centroamérica, pero a la vez similitudes como la escasa participación y protagonismo que conseguimos tener los jóvenes en las redes de adultos con vih”.

Del mismo modo, durante el encuentro se destacaron otros puntos importantes entre los que cabe destacar el contacto constante y necesario con los programas nacionales de vih, las empresas, los organismos internacionales y todos los actores involucrados en el área del vih y sida. Es por ello que los gobiernos deben trabajar con los jóvenes y escuchar sus propuestas y urgencias, ya que sus vidas son las que se encuentran en juego.

Sin medicamentos suficientes en algunos países de la región, las urgencias son claras. Hablar de calidad de vida o la reducción de los efectos secundarios es un horizonte lejano.

“Todos queremos llegar a la meta del 90-90-90 que promueve ONUSIDA, pero necesitamos y exigimos que para eso primero nos aseguren el acceso universal a medicamentos. Tenemos urgencia de acompañar a Guatemala, Belice, El Salvador o México, así como llegar a nuestros compañeros de Paraguay, Uruguay, Chile, Perú, Bolivia, cuya voz, frecuentemente se ve silenciada”. Resaltó Caputo.

Finalmente, Caputo comentó muy elocuentemente lo siguiente: “le ganamos al miedo y salimos a ganar las calles y los medios de comunicación. Tenemos un camino hecho, pero hay aspectos como el de los adolescentes o las mujeres jóvenes con vih que nos urge reforzar y poner énfasis en la violencia de género y maternidad, que son temas que nos alcanzan”.

Definitivamente el trabajo de los jóvenes es de suma importancia, pues son ellos quienes, indudablemente, le darán sentido al futuro de la región. Esto no será fácil y aún falta mucho trabajo por hacer, pero con constancia y dedicación el éxito está seguro.

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2014/12/3-encuentro-de-jovenes-positivos-de-america-latina-y-el-caribe.html