La Penalización del Trabajo Sexual Significa Muchos Más Nuevos Casos de VIH

trabajadora-sexual

 

En la Conferencia Internacional del Sida 2014 se presentó un reportaje en el que los investigadores concluyeron, tras un estudio llevado a cabo en India, Kenia y Canadá, que la despenalización del trabajo sexual resultaría en una reducción en nuevas infecciones de VIH de 33% a 46% en esos países. Tales cambios podrían resultar en enormes beneficios en periodos cortos, en solo diez años, según Kate Shannon, quien lidero la investigación. Cinco grupos de alto riesgo: HSH, personas  trans, personas usuarios de drogas, personas privadas de su libertad, y trabajadores(as) sexuales cuentan la mitad de nuevas infecciones mundialmente.

Trabajadoras sexuales tienen una probabilidad 14 veces mayor que otras mujeres de tener VIH, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y las mujeres trans tiene una probabilidad 50 veces mayor que el resto de la población adulta. Según el reporte, varios factores contribuyen al mayor riesgo para trabajadores sexuales: altos niveles de violencia, acoso policiaco, malos ambientes laborales, y falta de acceso a prevención y cuidado médico. El miedo  de ser maltratadas, arrestadas, tratadas como criminales incluso cuando son las víctimas, y ser víctimas de violencia lleva a mayor cantidad de infecciones en trabajadores(as) sexuales: cuando los condones se usan como evidencia de trabajo sexual y son arrestadas (como pasa en países com los EE.UU. y Camboya), dejan de cargar los condones;  cuando hay miedo de la policía, el trabajo sexual se lleva a cabo en locales escondidos y menos seguros; cuando creen que el buscar cuidado médico puede resultar en acción policiaca, o en maltrato por los profesionales médicos, todo resulta en comportamiento más riesgoso y mayor número de infecciones.

En los últimos años algunos gobiernos están despenalizando el trabajo sexual, y hoy en día, en algunos de esos  lugares, trabajadores(as) sexuales tienen una prevalecía de VIH menor que la población general.

Toda la evidencia, y todos los estudios hacen muy claro que la criminalización del trabajo sexual significa violencia, inseguridad, abuso, y más gente con VIH.

Finalmente, pedimos a los Gobiernos que cumplan con la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos, el curso de acción requerido de gobiernos en todo el mundo es obvio: la despenalización del trabajo sexual.

Fuente: http://www.washingtonpost.com/politics/decriminalization-of-sex-work-could-reduce-hiv-infections/2014/07/21/890a3f8e-110c-11e4-98ee-daea85133bc9_story.html