La cultura del bareback: una práctica sexual con muchos riesgos

condonesEl bareback es una práctica sexual entre hombres, quienes de manera deliberada no utilizan condones. Esto también representa un dilema para la ciencia y la salud, ya que aumenta el riesgo de adquirir el vih y otras infecciones de transmisión sexual. La disponibilidad de los medicamentos, la necesidad de transgresión o la búsqueda primordial del placer son factores que han alimentado esta práctica alrededor del mundo.

Tener sexo bajo riesgo a sabiendas de una posible infección de vih, conlleva a plantear un sinfín de preguntas sobre dicha conducta.

Ford Hickson, investigador de la Escuela de Higiene de Londres, comenta que “las causas por las que una persona decide tener prácticas sexuales de riesgo son muchas”. El autor describe que algunas de las razones que alientan dicho comportamiento son el poder del placer sexual, la rápida expansión de la escena gay, la continua denigración de la homosexualidad en la sociedad y el aislamiento emocional que conlleva, las normas culturales individualistas que rechazan las nociones de responsabilidad y el sesgo optimista de decirse a sí mismo que los riesgos son menores de lo que son.

Hickson también opina   que factores como la “fatiga de la prevención”, la disminución de la percepción de la gravedad y la susceptibilidad a una infección de vih y el conocimiento de la existencia de medicamentos antirretrovirales más eficientes ha provocado que algunas personas no consideren al vih como una situación de salud crónica.

La propuesta científica para prevenir nuevas infecciones en este sector de la población radica en el tratamiento profiláctico pre exposición (PrEP), es decir, la toma de medicamentos antirretrovirales antes de un encuentro sexual de riesgo a fin de evitar una infección de vih.

Dos estudios, uno realizado en Francia y otro en Inglaterra, en hombres con prácticas homosexuales de riesgo que tomaron PrEP, mostraron una reducción de nuevas infecciones de 86 por ciento con respecto a grupos similares de personas que no ingirieron fármacos.

El sexo sin condón se ve a menudo como un privilegio de los emparejados en esta era del vih, ya que el derecho al bareback parece sólo acompañarse de la monogamia.

En resumen, las causas y consecuencias del bareback son variadas y ampliamente conocidas por quienes las practican. Sin embargo, en el área de la prevención del vih sigue siendo un problema para disminuir la tasa de infección del virus. Esto nos dice que aún hace falta mucho por hacer.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2015/04/09/ls-central.html