En AID FOR AIDS recibimos una entrega especial desde China

image

En la sede central de AID FOR AIDS International (AFAI) en la ciudad de Nueva York, recibimos docenas de paquetes cada semana. Cada vez que llega el repartidor de FedEx con un nuevo envío de cajas, lo llevamos directamente a la “almacen”, un cuarto en el fondo de nuestra oficina lleno de estantes repletos de medicamentos donados. Con cada nuevo envío de medicamentos que recibimos, Leonardo, el Coordinador del programa de Reciclaje de Medicamentos, revisa e inspecciona cada recipiente para determinar si podemos usarlos y enviarlos a nuestros beneficiarios alrededor del mundo. Para nuestra sorpresa, la semana pasada, cuando Leonardo salió del almacén, sonreía no por el último paquete de medicamentos que había llegado, sino por un paquete inesperado. Se trataba de una carta y un dibujo colorido que nos enviaron los niños del orfanato chino, Fuyang AIDS Orphan Salvation Association (AOS).

El Centro para Huérfanos a causa del Sida AOS está ubicado en la provincia Anhui en la noroeste de China y brinda servicios a más de 600 niños afectados por el VIH y Sida en la región. En el 2004 recibimos un pedido a nombre de Ren Nan-nan, una de las niñas del orfanato. Ren Nan-nan quería inscribirse en nuestro Programa de Acceso a Medicamentos, para poder recibir medicina gratuita, que reciclamos en nuestra oficina en Nueva York. Después de enterarnos de los detalles de su caso tan conmovedor, nos dimos cuenta que definitivamente debíamos hacer algo para ayudarla.

Nan-nan nació con VIH, y cuando era muy joven, sus padres fallecieron. Por causa del estigma, el miedo y la falta de información sobre el VIH y Sida en las zonas rurales de China, ninguno de sus parientes ni miembros de su comunidad querían tener algún tipo de contacto con ella. Cuando la directora de AOS la encontró en 2003, ya tenía más de un año en el abandono y el virus había progresado hasta un punto donde su desarrollo y crecimiento se vieron seriamente afectados.

No obstante, la mujer que se ve hoy en día no se parece en nada a la niña encontrada hace casi una década. Ahora tiene una vida feliz y saludable, trabaja a tiempo completo, recientemente se casó y ahora está embarazada de su primer hijo. Gracias a la ayuda de AFAI, Nan-nan tendrá un hijo sin VIH. En su carta nos escribe; “El cuidado y la ayuda que ustedes me han brindado me han dado una segunda vida, es por eso que la disfruto cada día lo aprecio enormemente. Gracias a su ayuda ahora puedo gozar de esta nueva vida. No logro encontrar las palabras adecuadas para expresar mi agradecimiento. Solamente espero tener la oportunidad de retribuir la ayuda tan generosa que me han brindado.”

En la oficina de AFAI en Nueva York, Leonardo, con la misma sonrisa, todavía alardea del dibujo con todos los compañeros. “Este paquete significa mucho para todos los que trabajamos en AID FOR AIDS. Es la motivación de seguir adelante con el trabajo que hacemos, de seguir enviando medicamentos a las personas que lo necesitan”, dice mientras busca el sitio perfecto donde colgar el retrato. “De este lado, no llegamos a ver las caras de los beneficiarios, caras de niños huérfanos con VIH como Ren Nan-nan. Pero las muestras de agradecimiento como ésta, nos dejan claro que hemos marcamos su vida”.