Empresarios LGBT: su responsabilidad social y el VIH

punos

La población de la diversidad sexual LGBT en los EE.UU. es uno de los grupos con mayor poder financiero en ese país. Miembros de esa comunidad han recientemente llevado a cabo esfuerzos para replicar sus éxitos y crecimientos económicos en las comunidades análogas en Latino América. La Cámara de Comercio Nacional de Gais y Lesbianas (NGLCC) es una de las divisiones de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. El grupo ha comenzado una Red Global de Cámaras de Comercio LGBT con el objetivo de potenciar económicamente a la comunidad de la diversidad sexual y también identificar y hacer crecer negocios de la comunidad.

En ese contexto, empresarios de la Cámara de Comercio Nacional de Homosexuales y Lesbianas de los Estados Unidos visitaron México hace algunos meses para llevar a cabo la segunda Cumbre LGBT de las Américas y promover el crecimiento de los pequeños negocios en la comunidad. Según la NGLCC, tales pasos son la manera más efectiva de empoderar y avanzar económicamente a la comunidad global LGBT. La Cumbre de las Américas, que se realizó en abril de 2014, proporcionó un espacio para la colaboración entre los líderes de negocios LGBT, y para discutir oportunidades comerciales y de negocios, las mejores prácticas de apoyo a las empresas LGBT, y los próximos pasos en el establecimiento de cámaras LGBT locales y nacionales de comercio en toda América Latina. Presentes estuvieron líderes de negocio que representan a varias de las economías mayores en América, incluyendo Canadá, Chile, Brasil, México, Argentina, Perú y Uruguay. También se discutieron el crecimiento del negocio de viajes LGBT, la inclusión de las personas LGBT en el mercado de trabajo y de las empresas LGBT en la cadena de suministro, y los vínculos que se pueden establecer con los pares estadounidenses de los empresarios mexicanos.

Lamentablemente, no se habló de la responsabilidad social de las empresas tanto LGBT como las tradicionales en torno al VIH/Sida, por lo cual, la organización Corresponsales Clave conversó con los organizadores del Congreso. Según Stan Kilmer, consultor empresarial, todo negocio tiene responsabilidades sociales, y sería ideal si los negocios con propietarios de la comunidad LGBT hicieran un mayor esfuerzo para usar su influencia para abordar los problemas que más afectan a la comunidad LGBT, como la discriminación, y el VIH/Sida.

Las empresas, y sobre todo aquellas cuyos dueños son parte de la población LGBT, tienen un papel muy importante en la reducción del estigma y la discriminación, así como en la prevención, educación y tratamiento del VIH/Sida. Con el crecimiento de su peso económico, también vendrá más poder político y social, y la capacidad de esos negocios para mejorar esos problemas, nacional, y mundialmente.

Fuente: Corresponsales Clave