ELLA 2015: abordar la sexualidad desde la adherencia a la vida

ella-940x940La ciudad de Cochabamba en Bolivia se convirtió en sede del 2do Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Mujeres (ELLA 2015), el cual reunió a más de 300 mujeres con identidades diversas y un objetivo en común: articular esfuerzos para derribar las diferencias. El evento se llevó a cabo del 7 al 10 de mayo de este año.

Y, como su nombre lo dice, al evento asistieron mujeres de todas partes de Latinoamérica y el Caribe, entre las cuales se encontraban mujeres con vih, activistas, feministas, trabajadoras sexuales, lesbianas, indígenas, artesanas, mujeres trans, artistas, entre muchas más.
Uno de los principales objetivos del evento fue que las mujeres realicen esfuerzos desde sus diversas problemáticas con el objetivo de derribar las diferencias y unir sus voces hacia metas comunes, en temas como el vih y sida, la diversidad sexual, la despenalización del aborto, la violencia, los derechos sexuales y reproductivos, la trata de personas, el trabajo sexual, el estigma y la discriminación, la autonomía y el territorio del cuerpo.

Una de los temas más debatidos durante este encuentro fue: hablar de sexualidad, ¿pero con qué cuerpo? El foco de este tema se centró en la inclusión de la mujer y el vih, un gran logro de ELLAS 2015.

Mujeres con vih de varios países presentaron sus experiencias y coincidieron en que es muy difícil hablar de sexualidad porque usualmente se encuentra vinculada al estigma y la discriminación, al temor a revelar el diagnóstico a la pareja, el temor a la transmisión, el miedo a la soledad.

“Es importante ser vih indetectable ya que es una forma de no transmitir el virus. Sin embargo, en algunos países como Bolivia la transmisión del vih está penalizada.”

En las mujeres con vih, la violencia psicológica es una variable constante en sus vidas. Además, pareciera que el estatus de vih impidiera el derecho al disfrute de la sexualidad. De igual modo, muchas mujeres son vistas como culpables, como quienes contaminan, y son juzgadas por el “que habrán hecho” para adquirir el virus.

Quienes nacieron con el virus enfrentaron situaciones de rechazo desde su iniciación sexual. “Yo nací con vih y crecí con pastillas, hospitales y médicos, y siendo joven, al revelarle mi diagnóstico a una pareja me ha llevado a violencias psicológicas y a hacerme sentir que debía agradecerle por estar conmigo”.

Finalmente, una de las tantas conclusiones logradas durante el evento fue la importancia de abordar la sexualidad desde la adherencia a la vida. Es necesario trabajar para fortalecer la autoestima de las mujeres, la autovaloración y el autocuidado. A pesar de lo difícil que es hablar de sexualidad y vih, hay que saber que el amor es más fuerte que el vih y todos y todas tenemos derecho a ser felices.

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2015/05/mujer-y-vih-hablar-de-sexualidad-%C2%BFpero-con-que-cuerpo.html