Cuba – El estigma y la discriminación siguen siendo un problema

cuba

Los servicios de salud figuran entre los espacios donde se siguen reportando casos de discriminación, según el Grupo de Prevención del Sida (Gpsida), los mismos que conforman la red nacional de promotores voluntarios para la prevención y el control encargados de divulgar prácticas seguras para detener la epidemia.

“Cuando voy a la clínica estomatológica de mi comunidad, siempre me dejan de último para atenderme. El personal de salud forma un revuelo inusual”, cuenta el maestro Frank Pérez, diagnosticado con vih en 1999. “Se supone que deban tener conmigo las mismas condiciones de seguridad que con el resto de las personas que se atienden en un centro de salud”, nos siguió comentando.

A pesar de que el respeto y la inclusión de las personas con vih y Sida es algo constante en la agenda del activismo local, todavía persiste un trato diferenciado y por tanto de rechazo hacia comunidad vih que ya cuenta con 16,400 cubanos y cubanas que tienen el virus.

Por otro lado Daniel Portela, médico del Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”, en La Habana, comparte, “Cuando fui a realizar un ultrasonido a un paciente, este mismo se levantó y me dijo: – ¡No, así no! En mi provincia siempre me tocan con guantes”.

Con ambos casos, que se comentan en esta nota, se puede afirmar que tanto con los proveedores de salud como en la comunidad misma sigue en vigencia una sistemática estigma y discriminación y lo que es peor aún, las mismas personas con vih tienden al auto estigma y discriminación.

Nancy de la Caridad Mora, de la dirección nacional de la red, insta a “ser más enérgicos y denunciar a las personas que discriminan…No hacemos nada con lamentar el problema. Tenemos que frenarlo”. La pregunta que hacemos desde nuestra tribuna, Saben las personas con vih a donde tienen que ir a denunciar estos actos? Existe una entidad encargada de revisar y enmendar estos actos?.

Cuba mantiene una de las tasas de infección más bajas del Caribe y, en 2013, logró un descenso en 7,5 por ciento de la mortalidad asociada al Sida. La epidemia se concentra en el grupo de hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). De los casos detectados en 2013, el 81,5 por ciento fueron hombres y 18,5 por ciento mujeres.

Fuente
Corresponsales Clave