Compartiendo Vida en Honduras

image

“La historia de enfermedades infecciosas y oportunistas de Juan es muy amplia por lo que su condición de inmunosupresión severa es de esperarse. Sin embargo es importante hacer notar que aun en los casos de enfermedad grave su respuesta ha sido favorable, por lo que insistimos que Juan tiene mucho entusiasmo por la vida y debemos ayudarlo a sobrevivir”  Dra. Infectóloga Pediátrica
AID FOR AIDS Internacional (AFAI) recibió esta nota desde Honduras con la solicitud respectiva para acceder al Programa de Acceso a Tratamiento. El equipo de AFAI inmediatamente analizó el caso de Juan, revisando su historial médico (exámenes de carga viral, conteo de CD4 y hematología completa) y un tiempo después ya pasó a ser uno de los miles de beneficiarios de nuestro programa recibiendo mes a mes su tratamiento antirretroviral que le ayudaría a continuar su vida.
Juan nació en 1996 y se le diagnosticó VIH a la edad de 3 años. La ruta de transmisión por la que adquirió el virus fue Perinatal (antes, durante, o después del nacimiento) debido a que su madre vivía con VIH y no fue tratada apropiadamente. Inició su Terapia Antirretroviral a los 6 años de edad pero sólo pudo estar en tratamiento por 6 meses debido a que su madre no contaba con medios económicos suficientes para solventar los costos de las medicinas y los estudios médicos.
image
Tiempo después, cuando su condición de salud había empeorando,  Juan fue recibido por la Organización Nuestros Pequeños Hermanos (NPH) Honduras, quienes lo ayudaron a reiniciar su tratamiento y lo apoyaron para salir adelante. Pero luego de varios años y a pesar de estar en Tratamiento Antirretroviral con las medicinas disponibles en Honduras, comenzó a experimentar numerosas enfermedades oportunistas por lo que su sistema inmunológico se debilitó drásticamente, para ese entonces su madre ya había fallecido quedando él al cuidado de su abuela.
El deterioro de la salud de Juan fue un factor de alarma para los miembros de la Organización Nuestros Pequeños Hermanos (NPH) Honduras, por lo que lo ayudaron a que se realizara un Examen de Resistencia (Genotipo). Los resultados no fueron alentadores al mostrar que había desarrollado resistencia a la mayoría de los antirretrovirales disponibles en su país, esto quería decir que las medicinas que estaba tomando ya no hacían efecto. Fue en este momento que NPH Honduras contactó a AFAI para solicitar apoyo con la medicación antirretroviral que el niño tanto necesitaba para seguir viviendo.
“Antes de contar con el apoyo de NPH de Honduras y de AFAI, Juan estaba en una cama de hospital con infecciones oportunistas continuas, y nadie le daba más de unos meses de vida si seguía en la evolución que estaba” nos manifestó  Ross Egge, Asistente del Director Nacional de NPH, quien es responsable de un grupo de niños y niñas. La labor de los miembros de NPH es de guiarlos y apoyarlos en su proceso de formación, en otras palabras hacer la labor de un padre, pero ellos prefieren hacerse llamar “Tío”.
AFAI además admitió a otros 2 niños de NPH Honduras que se encontraban en condiciones similares, como parte del Programa de Acceso a Tratamiento ayudándoles a recuperarse. Hoy en día, estos tres niños, ya en su adolescencia, continúan asistiendo a sus cursos y sesiones en el NPH de Honduras preparándose para la vida. “Para los tres, como podemos comprender bien, es algo muy difícil el hecho de vivir con VIH, pero están vivos y participando en todo lo que les corresponde como jóvenes de su edad, y eso es algo muy bueno” nos comenta Roger de NPH.
image
Hoy Juan tiene 16 años de edad, es un joven sano y fuerte y se encuentra finalizando un curso de Computación a la vez que asiste regularmente a sus clases, pasa mucho tiempo divirtiéndose con sus amigos como corresponde a todos los de su edad y es un excelente deportista practicando el fútbol.
“Cada donación de medicinas que recibimos de parte de AFAI, enseña a nuestros niños la invaluable lección de que los recursos están destinados a ser compartidos con nuestros hermanos y hermanas y que cada niño tiene derecho a la salud y la felicidad. Y que con el apoyo de unos a otros, podemos hacer una gran diferencia en las vidas de los demás” manifestó Stefan Feuertsein, Director Nacional de NPH Honduras en una carta dirigida a AFAI recientemente. 
“Coincidimos plenamente con estas palabras y en definitiva esa es la misión principal de nuestro Programa de Acceso al Tratamiento: “Compartir medicinas, compartir vida” dice Eduardo Hernández, Coordinador del Programa, quien ha sido testigo del gran progreso de estos niños que hoy ya comienzan a ser adultos.

OBS: Refiriéndonos a Juan utilizamos un nombre ficticio a modo de proteger el Derecho a la Confidencialidad de nuestros beneficiarios.