Chile – Reforma de ley permitirá a adolescentes hacerse la prueba del vih

jovenes latnoamericaEn los últimos cinco años, el número de adolescentes con vih aumentó en 86 por ciento. Una cifra alarmante que motivó a autoridades chilenas a pensar en mayor y mejor acceso a servicios para este grupo poblacional.

Se está planteando una ley que permita a los adolescentes acceder al test del vih sin el consentimiento de sus padres. Esta iniciativa cuenta con el apoyo y recursos de sectores políticos y es respaldada por diversas organizaciones de sociedad civil, ya que se concibe como una oportunidad para avanzar en la prevención integral del vih en el país.

El proyecto de Ley presentado por un conjunto de Senadores de todos los sectores políticos, fue ampliamente acogido en el Senado luego de la aprobación los primeros días de setiembre por parte de la Comisión de Salud y el acuerdo con el Ejecutivo de redactar una indicación orientada a apoyar debidamente al menor cuyo test de vih sea positivo.

Según un estudio, en Chile, el número de adolescentes con vih es mayor del que se conoce oficialmente. Esto debido a los obstáculos que desalientan a los menores de edad a realizarse el examen, debido a que la ley de Sida, en su artículo 5°, establece que “el examen para detectar el virus de inmunodeficiencia humana será siempre confidencial y voluntario, debiendo constar por escrito el consentimiento del interesado o de su representante legal“. La realidad es muy diferentes, muchos adolescentes temen decirle a sus padres por lo que no se hacen la prueba y ponen en riesgo sus vidas.

Un punto central en la discusión del proyecto, tiene relación con la capacidad de los adolescentes de tomar decisiones respecto a su sexualidad, en ese contexto Fundación Iguales sostuvo que “un adolescente es un individuo capaz de comprender y exigir sus derechos y, por lo tanto, también de asumir su responsabilidad frente a un procedimiento de detección de la enfermedad.

En este sentido, UNICEF ha reconocido el derecho de los adolescentes a saber sobre el vih, eso incluye el acceso a información sobre sexo y sexualidad; a datos básicos sobre el vih y sida; y de otras infecciones de transmisión sexual; al conocimiento de las habilidades que permitan protegerse; a conocer su estatus vih; a saber dónde encontrar apoyo afectivo y psicológico; a conocer los programas de educación sobre VIH para adolescentes y poder participar en ellos, y a tener claridad sobre sus derechos

Por otro lado, es fundamental que el país adopte un plan nacional de Educación sexual, que aborde temas de afectividad y sexualidad a la luz de las orientaciones internacionales en materia de Derechos Humanos. Chile suscribió la declaración “Prevenir con Educación”, instrumento internacional que, desafortunadamente, no cuenta con una aplicación práctica en la realidad nacional.

Esta iniciativa legal es una oportunidad para el reconocimiento y autonomía en los derechos, deberes y responsabilidades de los adolescentes y jóvenes que les permita participar en la toma de decisiones que afectan su salud, de manera informada, que respete su derecho a la confidencialidad y a la vida privada.

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2015/09/chile-busca-acercar-servicios-de-salud-a-adolescentes.html