Chile – Inclusión intercultural para mejorar respuesta al vih

vih21-07-620x363Según un encuentro entre médicos indígenas, OPS, ONUSIDA y el Ministerio de Salud de Chile, la respuesta al vih debe incluir terapeutas de las culturas originarias y tratamientos antirretrovirales para evitar más muertes.

En Lampa, Chile, la Red Nacional de Pueblos Originarios en Respuesta al vih (RENPO) convocó a dirigentes y médicos de todo el país para pedir terapias antirretrovirales y medicinas ancestrales para los indígenas con vih. Este encuentro ocurrió en el centro de salud familiar (CESFAM) Dr. José Bauza.

Willy Morales, presidente de RENPO; dijo que el objetivo fue reunir a los terapeutas de los sistemas médicos de los nueve pueblos indígenas, a representantes del MINSAL y organismos internacionales para hablar de los antirretrovirales.

Morales manifestó que la medicina oficial y la indígena deben respetarse, porque tenemos hermanos que solo toman medicamentos de su cultura”.

“Para llegar a la meta 90-90-90, ONUSIDA y la OPS deben reconocer la medicina indígena. Para llegar a 0, los indígenas deben ser considerados un grupo clave y para un tratamiento 2.0 debe ser con identidad cultural”, enfatizó Morales.

El dirigente espera que este encuentro sea el inicio de actividades similares en toda Latinoamérica, y que el gobierno chileno promueva campañas contra el vih, dirigidas a indígenas y permitir el uso de sus lenguas.

Según Morales, los nueve pueblos acordaron que el vih no es una enfermedad natural; si lo fuera la respuesta se encontraría en la tierra. Los indígenas infectados deben tomar la medicina antirretroviral.

Según la antropóloga Malva-marina Pedrero, el sida mata más indígenas que personas no indígenas, debido a barreras de acceso a un diagnóstico y tratamiento oportunos,

De igual modo, es esencial que los pueblos originarios levanten la voz para pedir que sus médicos indígenas sean parte de la respuesta a esta pandemia y que, por otro lado, validen plenamente a los antirretrovirales como tratamiento a una enfermedad que aún no tiene un repertorio terapéutico desde sus propias culturas.

Sin duda, se ha avanzado hacia un dialogo intercultural para alcanzar las metas 90-90-90. Solo falta que la contraparte asuma el desafío.

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2015/10/sin-interculturalidad-no-hay-90-90-90.html