Algo para reflexionar sobre el Día Mundial de la Respuesta contra el sida

World AIDS Day logoEl 1ero de diciembre, Día Mundial de la respuesta al sida, es un día no solo para conmemorar todos aquellos que, de alguna manera u otra, se han visto afectados por la epidemia del vih, sino que, además, sirve para hacer más visible el trabajo de todas las organizaciones e instituciones que día a día trabajan arduamente en pro de las personas con vih y sus allegados.

Cada 1ero de diciembre, ONUSIDA y cientos de organizaciones a nivel mundial unen esfuerzos para lanzar una campaña con el objetivo de sensibilizar a la población en el tema del vih. Este año la campaña se llama “Cerremos la Brecha”, la cual viene acompañada de un llamado mundial a invertir en los próximos 15 años más que en los anteriores para lograr un impacto profundo y duradero.

Fijar metas permite a los activistas ejercer presión a los gobiernos, monitorearlos y pedirles rendiciones de cuentas, de manera que se puedan lograr los objetivos planteados. De modo que una campaña con metas bien definidas es por ende una campaña con buenas bases y buenos resultados.

Por otro lado, sabemos que la sociedad civil está atravesando una crisis profunda. Hay quienes opinan que la sociedad civil quedará extinta en los próximos años. Es cierto que hay menos recursos y, sin duda, esto influye de muchas maneras. Por suerte, hay una combinación interesante de liderazgos emergentes, de jóvenes y sus organizaciones y nuevas tácticas. Asimismo, está naciendo un liderazgo resistente, constituido sobre todo por las poblaciones clave, cuya lucha va más allá de un medicamento. Hay materia prima de sobra, solo falta un poco más de coordinación.

El financiamiento poco a poco se está agotando. Si vivimos en un país de renta media, podemos ver cómo ha desaparecido la inversión de la cooperación internacional. Hay quienes se quejan y hay quienes se están enfocando en lograr que nuestros países paguen la cuenta de la respuesta con fondos locales. La buena noticia es que la mayoría de nuestros países tienen esos recursos locales, que los inviertan en la respuesta contra el vih es otra cuestión. Si hemos hecho incidencia sobre gobiernos de países desarrollados para que inviertan en nosotros, ¿cuán difícil puede ser hacerlo en casa? No hay mucho tiempo que perder.

En conclusión, este es un día mundial de la acción, e indudablemente también un día para celebrar. Ya no es suficiente conmemorar, hace falta festejar todas esas luchas ganadas y empatadas. Es necesario festejar por aquellos que aun siguen de pie luchando por una generación libre de vih.

Los invitamos a sumarse a la campaña de ONUSIDA en redes sociales por el Día Mundial de la Respuesta contra el Sida en http://www.unaids.org/en/WAD2014socialmedia

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2014/12/dia-mundial-del-sida-5-reflexiones.html